Solicitar información para prensa Trabaja con Nosotros
Acerca de Ipsos Ipsos ASI Ipsos Marketing Ipsos Media CT Ipsos Public Affairs Ipsos Loyalty Ipsos Observer
 

Ediciones Anteriores [+]

Ene 2017
Carmen Gloria López
Reputación corporativa en tiempos de obesidad
Entre el año 1960 y 2000, Chile logró erradicar ...
Dic 2016
Mauricio Ramirez
Gestionando experiencias para construir relaciones
La expariencia de los clientes realmente importa ...
Nov 2016
Catalina Antunez
Viejos hábitos, nuevas tendencias: Desafíos del e-Commerce en Chile
Cada vez que una nueva tecnología se ...
Oct 2016
Marco Antonio Tapia
Larga vida a la Radio: Ipsos y sus 30 años recorriendo el dial
Este año se cumplen 30 años desde que Search Marketing ...
Sep 2016
Miguel Angel Pinto de la Fuente
El desafío de predecir resultados electorales
La pista se puso más pesada para hacer predicciones ...
Ago 2016
Anabril Cerda Gamonal
Millennials: hambre de experiencias
Compartir constantemente lo que comen ...
Jul 2016
Eduardo Martinez Cebrían
Viaje en el tiempo a través de su banco
Es una industria que pide a gritos un cambio...
Jun 2016
Claudia Picero Rogers
Millenials: La vuelta al sentido común
Conocer, escuchar, reconocer y potenciar las diferencias...
May 2016
Rodrigo Urti
Cuando el gut feeling se vuelve indigestión
Desde siempre, en Ipsos Connect vemos como una ...
Abr 2016
Jorge López Santander
La Simplicidad es equilibrio
“Las Cosas se pueden hacer más simples sin que por ello sean más sencillas. Es cosa de equilibrio y las ...”
Point of View

La alimentación tiene un rol funcional y básico que convive con una dimensión emocional o experiencial, que hoy cobra aún más relevancia en la era de los denominados Millennials.

Un reciente estudio realizado por Ipsos y Edenred en 15 países nos muestra que en Chile el tiempo que los trabajadores pueden dedicar a su hora de almuerzo obtiene el tercer lugar de relevancia en los beneficios otorgados por las empresas a sus trabajadores, sólo superado por los seguros de salud complementarios y los seguros de vida.

Destaca el hecho de que, para los más jóvenes, la importancia de este beneficio es significativamente mayor que para quienes superan los 45 años. Asimismo, se observa que el 31% de dicho grupo de menor edad destina el 30% o más de sus ingresos mensuales en almorzar en días laborales (14% destina el 50% o más).

Y es que, para los Millennials, la comida no es sólo comida, sino que tiene que ver con una experiencia, en la que entran en juego muchos otros factores, que impulsan nuevas tendencias en alimentación.

Esto implica algunos desafíos para la industria de los alimentos y bebidas, pero también muchas oportunidades para su desarrollo. Nuevos gustos y exigencias por parte de los consumidores – así como también por parte de los reguladores- delinean nuevas tendencias que podrían ser modas pasajeras y otras que han llegado para quedarse.

Los “nuevo consumidores” saben más y quieren saber más

La llamada “Ley de Etiquetado” sale a la luz pública como una presión estatal sobre la industria de alimentos y bebidas, sin embargo, responde a una creciente inquietud de los consumidores por saber más de lo que están comiendo: sus ingredientes o componentes, su valor nutricional, sus procesos de elaboración, su origen, etc.
Esto ha tenido -y probablemente tenga cada vez más- gran impacto en la industria. Las marcas han debido modificar fuertemente tanto la formulación de sus productos y sus empaques, como su comunicación, de modo de cumplir con las nuevas normativas y con las crecientes expectativas de sus consumidores.
Si bien la norma de etiquetado de alimentos define la forma en que las alertas deben ser señaladas en el empaque, cada marca debe decidir la manera óptima en que dicha información se incorpora en su packaging. Adicionalmente, puede entregar más información a los consumidores de la señalada por la normativa, de manera de ayudarles en su proceso de decisión de compra, que se vuelve crecientemente complejo.
Pero los jóvenes no sólo exigen más información. Los Millennials – a pesar de ser la generación que come más en solitario- es la que más comparte en sus redes sociales (tanto online como offline) los detalles de lo que come. Es cada vez es más frecuente ver fotografías de platos o videos virales de “desenmascaramiento” de productos no saludables.
Esto supone un desafío para las marcas, pero a la vez abre nuevas posibilidades de engagement con sus consumidores y genera oportunidades de desarrollo de productos.

Lo saludable para mí

Lo saludable adquiere nuevas y disímiles dimensiones, abriendo espacio para alimentos funcionales, así como para alimentos naturales, con bajos procesos de elaboración. Lo saludable hoy tiene que ver mayoritariamente con menos aditivos, conservantes y pesticidas, y con la emergencia de los denominados superalimentos.

En relación con lo anterior, también se derriban algunos pilares de lo que tradicionalmente se consideró saludable y hoy, productos como la leche de vaca son cuestionados desde diversos flancos -salud, ecología, ética- y ganan terreno las leches vegetales, que han multiplicado su share of shelf, no sólo como un sustituto, sino también como complemento a los productos lácteos en la alimentación familiar. Estos cambios determinan espacios importantes para la innovación en productos, pero hace crecientemente necesario chequear la relevancia para las personas de las opciones que se ofrecen, de modo de no confundir a los consumidores en su proceso de decisión de compra. También introduce desafíos en la gestión de portafolios y en el surtido de SKUs más eficiente en los puntos de venta, así como también de material POP que ayude al consumidor en la toma de decisiones informadas.

Comida rápida no es comida chatarra

Como hemos señalado, los Millennials son la generación que más come en solitario, y es también la generación que más come fuera de casa. Esto está redibujando la demanda de “comida rápida”. Para esta generación, la comida rápida es comida on the go, rápida de obtener, rápida de consumir, idealmente a un click de distancia, alejándose de la “comida chatarra” que asociamos normalmente con el concepto de “rápido”.
Esto implica nuevamente ciertas oportunidades y desafíos para las marcas en términos – por ejemplo- de desarrollo de packaging adecuados para el transporte y el consumo on the go, productos apropiados y canales de distribución diversos, para lo cual se hace indispensable conocer muy de cerca los hábitos y comportamientos reales de este target. En este sentido, las marcas debiesen preguntarse, ¿estoy entregando productos que generen una experiencia de consumo placentera?, ¿estoy haciendo los esfuerzos necesarios para que mis productos aporten al autocuidado de la salud de mis consumidores?, ¿tengo un portafolio adecuado para las distintas necesidades de los hogares de hoy?

En suma, los cambios en las expectativas en torno a la alimentación encierran significativos desafíos de información y comprensión del nuevo cliente para las marcas de alimentos y bebidas, al tiempo que determina grandes oportunidades de innovación que logren conectar con estas motivaciones y necesidades.


_________________________________________________________________________________________________________


Contáctenos

 
info.ipsos@ipsos.com
Oficinas Centrales
Pedro de Valdivia 555 piso 10
Fono +56- 22433 5000 - +56- 2 2429 7000
Providencia - Santiago
Chile
Oficinas Operaciones
Arzobispo Larraín Gandarillas 065
Fono +56 22963 1000
Providencia - Santiago
Chile
Oficinas Cualitativas
Alfredo Barros Errázuriz 1900, Piso 8, Oficina 804/ 801
Fono +56 2963 1524
Providencia - Santiago
Chile
Certificados ISO 20252:2012

X

Ipsos anuncia el sensible fallecimiento de Carlos Harding, Ipsos Deputy CEO

Paris, 13 Diciembre 2016 – Con profunda tristeza anunciamos el sensible fallecimiento de Carlos Harding, Ipsos Deputy CEO, miembro del directorio de LT Participations y Accionista de Ipsos Partners, el pasado Viernes 9 de Diciembre en París.

Graduado en Ingeniería de la Universidad de Chile (1971), trabajó en el Ministerio de Agricultura de Chile. En 1974, se incorporó a la Oficina Económica y Financiera del Ministerio de Transporte francés. Obtuvo su doctorado en Economía en la Universidad de Bielefeld, Alemania, y en 1977 se especializó en estudios de mercado, uniéndose a COREF y posteriormente a CEGOS. A finales de 1978 se unió a Novaction y contribuyó activamente al desarrollo global de la compañía, en su puesto de Director Técnico, a cargo de Europa y América.

Se incorporó a Ipsos en 1991, como gerente internacional, encargado de desarrollar y fortalecer la red internacional de la compañía. En 1993 se le dio la responsabilidad del desarrollo corporativo de Ipsos. En 1998 se convirtió en presidente de Ipsos en América Latina. Carlos fue miembro de la Junta Directiva de Ipsos.

Didier Truchot, Presidente y CEO de Ipsos, dice: Carlos era una persona buena y hermosa. Respetuoso de los demás, competente e increíblemente comprometido con el éxito de nuestra empresa, ha sido un formidable negociador de cientos de adquisiciones, permitiendo a Ipsos convertirse en la gran compañía que conocemos. No olvidaremos a Carlos, el amigo, colega y compañero que nos hizo a todos mejores y a Ipsos más fuerte.

Los pensamientos del equipo directivo y los empleados de Ipsos están con la familia de Carlos y sus amigos cercanos.